martes, 16 de febrero de 2010

CRECIO EL 32 % LA PORTACION DE ARMAS ILEGALES


El delito en la Capital / Incremento de la conflictividad en la ciudad

Las estadísticas alarman. En dos años, entre 2007 y 2009, las causas abiertas por tenencia, portación y suministro ilegal de armas de fuego de uso civil aumentaron el 32 por ciento en la Capital. La mayoría de los hechos ocurrieron en los barrios de Caballito, Almagro, Boedo, Villa Crespo, Villa Mitre y Flores.

Los datos surgen del Segundo Informe de Conflictividad elaborado por el Ministerio Público Fiscal de la ciudad de Buenos Aires.

"A raíz del aumento de casos, se torna necesario profundizar una política criminal integral, que entienda la prevención del delito, la seguridad pública y la acción judicial como factores complementarios", se sostiene en el informe al que tuvo acceso LA NACION.

La importancia de combatir este delito está dada, según el estudio, en que en la Argentina el 50 por ciento de las 2052 muertes intencionales registradas en 2006 fueron provocadas por armas de fuego, y en la ciudad de Buenos Aires fueron utilizadas en el 57 por ciento de los 68 homicidios dolosos ocurridos durante 2007.

La investigación de la tenencia, portación y suministro ilegal de armas de fuego de uso civil fue transferida desde el ámbito de la justicia nacional a la justicia porteña con otra serie de delitos, como lesiones en riña, usurpación, violación de domicilio, amenazas, daños, abandono de personas, exhibiciones obscenas y maltrato de animales.

Según la resolución 178/08 de la Fiscalía General, con fecha 30 de julio de 2008, si una persona porta o tiene un arma de fuego sin su autorización correspondiente, deberá enfrentarse con un proceso judicial en el que fiscal procurará la condena a una pena privativa de libertad o una solución alternativa -como la suspensión del proceso a prueba o probation - en la que se disponga el cumplimiento de rigurosas reglas de conducta.
"Con respecto a las armas de fuego de uso civil, pese a que en dos años creció el 32 por ciento la cantidad de casos por tenencia, portación o suministro ilegal, el aumento de la respuesta de calidad (condenas judiciales) frente a ellos fue mucho mayor, pues alcanzó un nivel que supera en el 52 por ciento al que existía antes de la resolución 178/08", afirmó el fiscal general porteño Germán Garavano en el informe.
Según el estudio del Ministerio Público porteño, durante el segundo semestre de 2008 y el primero de 2009, se obtuvieron "sentencias condenatorias que representaron penas privativas de la libertad de cumplimiento efectivo por un total de 18 años y seis días, más ocho años y tres meses de cumplimiento en suspenso y sanciones de multa".
Ranking

Pero el ranking de delitos en las fiscalías porteñas no lo encabeza la tenencia, portación y suministro ilegal de armas de fuego. Entre junio de 2008 y el mismo mes de 2009, los fiscales porteños tuvieron que investigar 9061 casos de amenazas. Les siguieron los daños, con 3373; las usurpaciones, con 1158; el incumplimiento de deberes de asistencia familiar, con 480; violación de domicilio, con 419, y lesiones en riña, con 403. En ese lapso, los casos de portaciones ilegales de armas fueron 223.
Según el mapa del delito publicado en el informe, los casos de amenazas se dieron principalmente en los barrios de Balvanera, San Nicolás, Montserrat, Constitución, San Cristóbal, Almagro, Recoleta y Palermo. Por otra parte, los delitos de daños, que representan el 21 por ciento del total de casos penales investigados por los fiscales de la ciudad, tuvieron su foco de conflicto en los barrios de San Nicolás, Montserrat, Balvanera, Constitución y Recoleta.

En promedio, por día, en la ciudad de Buenos Aires se denuncian tres hechos de usurpación.
La mayoría de los casos ocurren en Almagro, Balvanera, Montserrat, San Cristóbal y San Nicolás.
Según el informe, durante 2008 las unidades fiscales porteñas recibieron 44.467 casos, lo que supera en el 34 por ciento el ingreso de 2007, año en que hubo 33.081 hechos investigados.
La información preliminar de 2009 refleja que las causas recibidas fueron 57.921. "Por lo tanto, el incremento de ingresos ha sido excepcional; se eleva en el 75 por ciento en dos años", se explicó.
El estudio, dirigido por el secretario general de Política Criminal y Planificación Estratégica, Agustín Camboa, señaló que cada fiscal contravencional porteño pasó de recibir un promedio anual de causas de 1378, en 2007, a 2413, en 2009. "El 38 por ciento más de causas recibidas por cada fiscal o juez nacional", detalló el informe.

"No sólo se tuvo capacidad para absorber el abrupto crecimiento de los ingresos [de causas], que se elevaron en el 75 por ciento en dos años, sino que también se logró aumentar el nivel de respuestas en el 157 por ciento", afirmó Garavano.
Fuente: Diario La Nacion